Inglaterra: morir por portación de rasgos

Secretaría de Prensa
Diputado de la Nación Carlos Tinnirello
Bloque Red de Encuentro Social (REDES)

El Diputado de la Nación Carlos Tinnirello, del Bloque Red de Encuentro Social (REDES), repudia el fusilamiento alevoso y a sangre fría perpetrado por la policía británica Scotland Yard, contra el electricista brasileño de 27 años, Jean Charles de Menezes. Este asesinato con características racistas enciende la alarma sobre los derechos individuales de todos los habitantes de Inglaterra, el resto de los países de Europa, y EE.UU.

Sir Ian Blair, el responsable de Scotland Yard, dio claras muestras de los alcances de esta política orquestada de intimidación, que pone en la mira de las fuerzas represivas a toda la población: asesinan, piden “disculpas”, y afirman que seguirán tirando a matar.

Perseguir y asesinar a un ciudadano por tener rasgos árabes, no brinda seguridad, sino todo lo contrario: conlleva la pérdida de los derechos individuales más elementales.

Hace poco más de sesenta años el mundo vivía la terrible agresión nazi de Adolf Hitler contra los judíos, hoy se vive la agresión nazi-fascista de Bush-Blair contra los musulmanes.

La infames políticas de los genocidas Bush-Blair para con los pueblos de Medio Oriente, y las sucesivas invasiones militares, llevaron a situaciones límite que produjeron en estos 3 años la muerte de, al menos, 25.000 personas en Irak. A esta catastrófica cifra debemos sumarle los cientos de miles de muertos a raíz del embrago sobre el pueblo de dicho país.

Esta política genocida de los gobiernos terroristas de Estados Unidos e Inglaterra (hoy llevada adelante por Bush y Blair, antes por Clinton, Major, Bush padre, Reagan y Tatcher) tiene como objetivo no sólo el saqueo del petróleo iraquí, sino también el control de una zona estratégica, que les permita seguir siendo potencias dominantes, a costa de la vida de millones.

Para sostener la invasión a Irak, EE.UU. invirtió más de U$S 500.000 millones. Con sólo el 10 por ciento de ese monto, se resolverían los problemas más acuciantes de la humanidad.

El problema del terrorismo no se soluciona coartando las libertades individuales de las

personas; mucho menos con invasiones asesinas.

Porque consideramos repudiable todos los métodos terroristas, vengan de donde vengan, es que reivindicamos la autodeterminación de los pueblos, y el derecho que tienen a decidir su forma de gobierno, el manejo y distribución de sus riquezas; y el respeto a su identidad religiosa, política, cultural, sin injerencias externas.

Ningún pueblo invadido y dominado acepta, en forma sumisa, ese humillante estado de vida.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *